Defensa contra violencia doméstica

Tenemos 15 años de experiencia defendiendo a quienes han sido acusados de violencia doméstica. Llama hoy.

Solicita una Consulta Gratuita

Abogado de Violencia Doméstica en San Diego

Los fiscales y las autoridades policiales en San Diego no toman de forma ligera las acusaciones de violencia doméstica. Son entrenados para creer la versión del acusante – sin importar el caso. Los tribunales de San Diego están llenos de gente falsamente acusada de abuso doméstico. Muchos de ellos son personas que admiten culpa ante algo que no hicieron o de lo cual fueron erróneamente condenados.

Si has sido acusado de violencia doméstica, entonces solicita inmediatamente la ayuda de un abogado de violencia doméstica en San Diego con experiencia. No le des oportunidad al fiscal de construir un caso en tu contra. Vikas Bajaj tiene 15 años de experiencia manejando tanto cargos de delitos mayores como menores y peleará agresivamente en tu nombre. Ofrecemos consultas gratuitas para tu conveniencia.

Cargos por violencia doméstica

De acuerdo a la ley de California, la violencia doméstica se menciona en varios códigos penales, dependiendo del tipo de abuso, la gravedad del crimen, y la naturaleza de la lesión causada.

Lesión física en un cónyuge o co-habitante

Este es el cargo penal más común en casos de violencia doméstica en California. De acuerdo al Código Penal de California §273.5, una persona que deliberadamente provoca lesiones corporales en (1) un cónyuge o antiguo cónyuge, (2) co-habitante o antiguo co-habitante, (3) una persona con quien el acusado ha estado comprometido o ha tenido una relación amorosa, o (4) madre o padre del hijo del acusado, es culpable de este crimen. Es considerado un delito-no-tipificado (wobbler) y puede ser juzgado como delito mayor o menor – dependiendo, en gran parte, a la gravedad de las lesiones. Los fiscales usualmente buscan una convicción de delito mayor cuando sea posible.

Las sanciones por este crimen incluyen una multa de hasta $6,000; prisión por dos, tres, o cuatro años; o en una cárcel del condado por no más de un año; o tanto una multa como prisión.

Agresión doméstica 

El Código Penal de California §243(e)(1), criminaliza el tocar deliberadamente y en contra de la ley a un cónyuge o co-habitante de una forma dañina u ofensiva. La principal diferencia entre este y el Código Penal §273.5 es que no es necesario comprobar que hubo alguna lesión o que se haya utilizado fuerza física. Es un delito menor y es comúnmente presentado cuando una víctima fue presuntamente empujada o tocada.

Amenazas criminales

Puedes ser acusado bajo el Código Penal de California §422 cuando la víctima alega que fue amenazado/a por el acusado. Debe existir evidencia de que el acusado amenazó deliberadamente para cometer una lesión o la muerte de la víctima. Es considerado un delito-no-tipificado (wobbler) y puede ser presentado ya sea como delito menor o mayor.

Acosar física o virtualmente

(Código Penal de California §646.9) – Esto ocurre cuando sigues o acosas a una persona y haces una amenaza creíble con la intención de provocar en aquellos persona un miedo razonable por su seguridad. La ley define “acosar” como llevar a cabo “una conducta consciente y deliberada dirigida a una persona en específico que alarme, moleste, atormente o aterrorice a esa persona, y que no es merecedora de ningún propósito legítimo.”

Una “amenaza creíble” es aquella que realizaste con la intención de provocar un miedo razonable en una persona por su seguridad. Si tu intención era llevar a cabo dicha amenaza no importa. Por ejemplo, supongamos que tú le dijiste a alguien, “Te voy a matar ahora mismo” a través de un mensaje de texto, pero en ese momento tú estabas en Nueva York y ellos estaban en San Diego. Esa persona no tendría un miedo razonable, dada la distancia entre ambas partes.

Quebrantar una orden de protección

Las acusaciones de violencia doméstica comúnmente resultan en una orden de restricción contra el acusado. De acuerdo al Código Penal §273.6, quebrantar intencional y conscientemente una orden de protección es un delito menor, castigado con una multa de hasta $1,000 y/o hasta un año en una cárcel de condado. Si existe un daño físico, la persona “será castigada por una multa de no más de dos mil dólares ($2,000) o por la reclusión en una cárcel de condado por no menos de 30 días ni más de un año, o por la multa y prisión.” Lee más sobre las órdenes de restricción aquí.

Hacer llamadas molestas

Bajo el Código Penal §653m, puedes ser encontrado culpable de un delito menor si haces contacto con la intención de molestar a través de un dispositivo electrónico, o:

  • Usando lenguaje obsceno o amenazando con causar algún daño a la persona o a su propiedad o a un miembro de su familia, o
  • Haciendo contacto en repetidas ocasiones.

Cómo determina el tribunal las penas de violencia doméstica

En general, las penas dependerán en gran medida de los hechos del caso así como de los antecedentes penales del acusado. Las multas y términos carcelarios relevantes están basados en:

  • La gravedad del abuso de la víctima,
  • Qué tan seguido ocurrió el abuso,
  • Condición mental del agresor, y
  • Antecedentes e historial del agresor.

Contar con un abogado de violencia doméstica de San Diego con experiencia podría tener un gran impacto, tanto en el resultado como en las penas.

Consecuencias de una condena por violencia doméstica

A pesar de que las penas son específicas a los hechos de tu caso, las consecuencias potenciales usualmente incluyen:

  • Perdida del derecho a un arma: Una persona con una condena criminal podría ser incapaz de poseer un arma.
  • Consecuencias migratorias: los acusados que no sean ciudadanos estadounidenses también podrían ser blanco de deportación o encontrarse ante otras consecuencias migratorias.
  • Un “strike”: una condena por un delito mayor de violencia doméstica es considerado un “strike” para el propósito de la Ley de los tres “strikes” de California.
  • Pérdida de oportunidades laborales: una condena podría afectar tu estatus laboral, tanto en su condición actual así como en la obtención de algún trabajo en el futuro.
  • Licencia profesional: el ser encontrado culpable de violencia doméstica podría impedirte obtener una licencia profesional.
  • Otras consecuencias: órdenes de restricción, libertad condicional, y un historial de delito mayor también son posibles resultados de una condena por violencia doméstica.

¿Qué actos entran dentro del término violencia doméstica?

De acuerdo al Código Penal 13700 PC, la violencia doméstica se define como “abuso cometido contra un adulto o un miembro de la familia emancipado, un cónyuge, antiguo cónyuge y pareja íntima, co-habitante, familiar, pareja doméstica o el otro padre de tu hijo.”

El acto o crimen no necesariamente involucra daño físico o contacto corporal. La violencia doméstica puede ser abusiva en su naturaleza sin contacto físico. Algunos ejemplos incluyen:

  • Abuso psicológico.
  • Acoso (por teléfono o dispositivos electrónicos).
  • Abuso mental o emocional.
  • Abuso verbal.
  • Abuso económico.
  • Amenazar a otra persona.
  • Poner en riesgo a un niño.
  • Arrojar objetos cerca de la víctima.
  • Obstruir el libre movimiento de un tercero.
  • Detención ilegal.
  • Destrucción de propiedad personal.
  • Crear un disturbio en el lugar de trabajo de un tercero.

Cuando un cónyuge tiene lesiones documentadas o visibles, o cuando existe una queja considerable de dolor, el acusado podría enfrentar cargos de delito mayor. El abuso de un cónyuge también podría aplicar cuando se infligen lesiones corporales en una persona del sexo opuesto con quien el perpetrador ha tenido relaciones sexuales o con quien tiene un hijo en común.

Respuesta de autoridades policiales a acusaciones de violencia doméstica 

Para cuando llega la policía a tu casa tras ser notificados de un altercado, probablemente están listos para hacer un arresto. La policía podría estar respondiendo a una llamada de 911, a vecinos que han escuchado gritos, o a las opiniones de testigos a la confrontación.

Los factores que rodean un arresto de violencia doméstica pueden ser extremadamente subjetivos, y la policía no siempre toma la mejor decisión. En algunas instancias, la persona que llamó al 911 podría enfrentarse a que lo esposen y lo suban a una patrulla.

El Fiscal de San Diego generalmente procede con el caso, a pesar de que la supuesta víctima admita haber inventando las acusaciones o se niegue a presentar cargos. Las autoridades policiales tienden a errar del lado de la precaución, creyendo que quien acusa podría estar siendo presionado por su agresor para retirar los cargos. En muchos casos, el resultado de una condena por violencia doméstica puede ser el encarcelamiento – aún si es la primera vez.

Ideas erróneas en torno a la violencia doméstica

La supuesta víctima puede retirar los cargos

Existe una idea errónea muy común de que los cargos pueden ser retirados simplemente porque la supuesta víctima escoge retirarlos. Esto es incorrecto.

La decisión de continuar con el caso depende únicamente del fiscal procesando el caso. El fiscal considerará la llamada al 911, las lesiones, y el abuso en el pasado (de acuerdo al Código de Evidencia 1109, el fiscal puede introducir evidencia de acusaciones previas de violencia doméstica, aunque no hayas sido condenado por ellas).

Tu cónyuge se puede negar a testificar

Otra idea errónea es que tu cónyuge simplemente puede negarse a testificar, o que el Código de Evidencia de California impide que testifiquen. De nuevo, esto es incorrecto.

El Código de Evidencia §972 (e)(1) de California es una excepción al privilegio testimonial delineado en el Código de Evidencia de California §971, lo cual significa que no puedes reclamar el privilegio de prevenir que tu cónyuge testifique. Si tu cónyuge se rehúsa a testificar, él/ella pueden ser citados por el fiscal y detenidos (lo cual significa tiempo en cárcel) por rehusarse a testificar.

La cinta del 911 se puede excluir de acuerdo a la regla de testimonio de oídas

Adicionalmente, la cinta del 911 puede ser introducida como evidencia en tu contra durante un juicio, bajo la excepción de “exclamación espontanea” a la regla de testimonio de oídas.

Razones por las que ocurren falsas acusaciones de violencia doméstica

La venganza podría ser una de tantas razones detrás de una falsa acusación de violencia doméstica. Un cónyuge, antiguo cónyuge, co-habitante, o miembro de tu familia podría simplemente querer vengarse tras un mal divorcio, una traición amorosa, o un caso de custodia infantil.

Las acusaciones falsas podrían hacerse durante un divorcio para conseguir una porción injusta de activos maritales. Los casos de custodia infantil, en particular, son notorios por producir acusaciones de violencia doméstica. Un padre podría intentar difamar a otro, pensando que hacer tales acusaciones falsas son un riesgo muy pequeño en comparación al “pago” de recibir custodia completa.

Aún cuando una persona que ha hecho acusaciones falsas después tenga un verdadero ataque de consciencia, puede ser muy difícil arreglar la situación una vez que las acusaciones se han hecho ante las autoridades policiales. Además, pocos fiscales se esfuerzan por perseguir a una persona que posteriormente haya sido hallado culpable de hacer acusaciones falsas, así que existen pocas trabas para hacerlo.

Defensas contra cargos de violencia doméstica

En cualquier caso penal, el fiscal debe probar – más allá de cualquier duda razonable – que el acusado cometió el acto, y que tuvo la intención necesaria. El fiscal de San Diego debe demostrar que la persona es un miembro protegido por el estatuto de violencia doméstica, que un acto de violencia o amenaza creíble realmente ocurrió y que el acusado realmente cometió el acto.

Defensas comunes para acusaciones de violencia doméstica incluyen:

  • Defensa propia: o que la supuesta víctima fue, en realidad, la instigadora.
  • Acusaciones falsas: si se hicieron acusaciones falsas, el abogado del acusado mostrará que las acusaciones se hicieron con rencor, y no hechos, quizás al buscar inconsistencias en la versión del acusante.
  • Sin conducta deliberada: si has sido condenado por infligir lesiones corporales deliberadamente, tu abogado puede argumentar que no fue deliberado.

Defender cargos de abuso doméstico puede ser un reto, especialmente cuando hay versiones contradictorias sobre el incidente. Una representación legal fuerte es crucial, ya que el sistema judicial de San Diego probablemente no te tratará con compasión o comprensión. El fiscal asumirá que eres culpable, por lo tanto necesitas una defensa legal fuerte, llevada a cabo por un abogado que sabe cómo proteger tu derecho y presentarte todas las opciones disponibles.

Consigue la ayuda de un abogado de violencia doméstica de San Diego ya

Llama a la oficina legal de Vikas Bajaj, APC hoy para una consulta gratuita. El abogado de violencia doméstica de San Diego Vikas Bajaj ha pasado los últimos 15 años ayudando a quienes se enfrentan a cargos por violencia doméstica. Sabemos cómo investigar los cargos, presionar por una revocación, y estamos preparados para llevar tu caso a juicio si es necesario.

Recursos sobre violencia doméstica:

  • Códigos penales de California 240-248 sobre violencia doméstica
  • Códigos penales de California 2270-273.75 sobre violencia doméstica
  • Información sobre las cortes de violencia doméstica de California
  • Resumen de la Corte Superior de Violencia Doméstica de California